«

»

feb
15

¿Qué es un programa de puntos?

 

Para modificar las malas conductas infantiles se apuesta por el refuerzo positivo y se recomienda utilizar una técnica eficaz llamada “Economía de fichas”

El niño/a  protesta, no quiere recoger sus juguetes, no quiere irse a dormir, se niega a hacer las tareas escolares… etc.

Podemos solucionarlo.

Teniendo en cuenta que el premio es más eficiente que el castigo para modificar el comportamiento vamos a diseñar una.  Podemos confeccionar una tabla de pautas siguiendo unos sencillos pasos:

 

Paso 1: La tabla. Sobre una cartulina dibuja un cuadrado con los días de la semana en la parte de arriba (de lunes a domingo) y las conductas que queremos reforzar anótalas en la parte izquierda de la cartulina en forma de  listado. Tenemos que asegurarnos que nuestro niño/a ha entendiendo a la perfección qué conductas vamos a premiar. La cartulina ha de estar en un lugar visible de la casa para que el niño/a pueda comprobar el estado de sus puntos y su evolución  en cualquier momento. Si el niño es muy pequeño, apoya la conducta con una imagen. Por último puedes  marcar los puntos con pegatinas de colores, chinchetas, smiles …etc.

 

Paso 2: Definir las conductas. El niño protesta, no quiere recoger sus juguetes, no quiere irse a dormir, se niega a hacer las tareas escolares… etc. Empecemos con cosas sencillas. Anotamos tres tareas en la parte derecha de la cartulina y hablamos con el niño/a sobre qué es exactamente lo que queremos que haga.

 

 Las conductas tienen que ser claras y muy objetivas.

 

EJ: Guardar los juguetes en el cesto. ¡Sí vale!.

     Dejar el cuarto recogido. Es algo subjetivo y ambiguo para los más   pequeños. (No vale).

 

Los comportamientos tienen que estar enunciados en positivo. Nunca dejar de hacer algo. Debemos sustituir un comportamiento negativo por otro positivo.

 

EJ:  Ducharse solo. ¡Sí vale!

      Dejar de protestar a la hora de bañarse !No vale!

 

Paso 3: Elegir los premios. Se puede comenzar elaborando una lista de cosas gratificantes para el niño/a. Los puntos obtenidos por la consecución de las conductas marcadas serán canjeables a lo largo del transcurso del programa. El niño estará de acuerdo en el canje de puntos y actividades gratificantes o premios.

 

EJ:  Ir a dar un paseo al parque ( 6 puntos).

      30 min de dibujos animados ( 4 puntos).

      15 min de ordenador (2 puntos).

 

Paso 4: Cuando se consigue que la conducta se convierta en un hábito se elimina la tabla. Cuando las conductas se vayan instaurando y consolidando paulatinamente se debe ir espaciando los intervalos de intercambio de tal modo que se produzca una deshabituación progresiva de las fichas y de los reforzadores que obtiene el niño/a reemplazando los anteriores reforzadores materiales por reforzadores sociales (elogio, alabanza, sonrisa, aprobación, etc.). La recompensa de un trabajo bien hecho y el premio al esfuerzo por el cambio en general, pueden culminar en un premio más valioso al final del programa, como un viaje, excursión o ir al cine de los mayores.  Es importante transmitir siempre  a nuestros niños/as nuestros sentimientos de satisfacción y orgullo cuando alcanzan su objetivo.

 

 

Es posible que tengas varios hijos pero que sólo uno necesite un programa de puntos. Cuando esto sucede, el niño que realiza el programa está recibiendo elogios y premios. Esto puede resultar injusto para el otro niño o provocar problemas entre hermanos y celos, sobre todo cuando los dos son más o menos de la misma edad y están en juego premios que ambos desean. En estos casos, lo que se hace es crear un programa de puntos diferente para el niño que en principio no lo necesita, pero que puede empezar a pedir uno en cuanto vea a su hermano conseguir premios o privilegios.

 

Por ejemplo, si has creado un programa para un niño de 5 años con problemas de comportamiento, y tienes una hija de 3 años que te pide uno, puedes crear un programa para ella y darle puntos por conductas como dormir toda la noche sin orinarse, o cualquier otro comportamiento que desees modificar o mejorar, aunque no suponga un problema.

 

 

 

 

 

Un comentario

  1. María escribió:

    ¿Economía de fichas para un niño adoptado?

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

* Copie el siguiente texto:

* Péguelo aquí: